Lo que no decimos sobre la pederastia y la Iglesia

Un buen día Miguel Angel Hurtado dijo basta. Y dijo basta para levantar su voz contra un silencio insoportable, el de los abusos sexuales a menores. Abusos hechos en un contexto que todavía los hace más intolerables, el de la iglesia. Esa iglesia que cuando se la pone delante del espejo aún no sabe ni cómo cambiar ni cómo rectificar. Cuando tenía 16 años, Miguel Ángel Hurtado fue víctima de abusos sexuales por parte del monje benedictino Andreu Soler, responsable del grupo scout de la Abadía de Montserrat. Durante los últimos cinco años, Hurtado ha participado activamente en campañas pro-derechos humanos, nacionales e internacionales, a fin de luchar contra la pederastia en la Iglesia. Es uno de los fundadores y portavoz de la asociación Infancia Robada. Además, ha sido uno de los representantes de las víctimas ante las Naciones Unidas y del Vaticano. Es promotor de una recogida de más de medio millón de firmas para conseguir que los delitos de la pederastia no prescriban. Ha participado, también, en el documental de Netflix ‘Examen de Conciencia’, sobre la pederastia en la Iglesia católica española. Actualmente, trabaja como psiquiatra infantil en Londres.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: