Sobre obediencia debida, órdenes aberrantes, impunidades o soberanías

… finalmente, arroja a la pantalla la lacerante discusión sobre los orígenes de los que emanan las legalidades y los monopolios de las violencias estatales respecto a la comisión de crímenes, en este caso, de guerra, según la propia legislación vigente en 1944 (previa a la Declaración Universal de los Derechos Humanos)…

…Franco, con su victoria, en el contexto de la puñetera realpolitik post-victoria aliada, no fue nunca juzgado por crímenes de guerra, como exigían los comités internacionalistas de apoyo a los republicanos españoles del momento. Tampoco lo fueron los nazis y el fascio, fundamentales para que se desencadenara la guerra por el parcial fracaso del golpe de estado militar del 17 y 18 de julio de 1936, y para que el bando nacionalista español, fascista y nacionalcatólico, resultara vencedor…

…Pues bien, por esas mismas lógicas de la victoria bélica, los Aliados nunca fueron juzgados por los bombardeos de las ciudades alemanas. Es más, a 74 años (el 6 y 9 de agosto) de los únicos ataques nucleares de la historia contra las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki, la potencia unilateralmente responsable que controló neocolonialmente el Japón vencido, los Estados Unidos de América, nunca han sido juzgados por sus crímenes de guerra. Sí se constituyeron el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente y, por supuesto, los relevantes y famosos Juicios de Nurémberg…

…Entablando un diálogo internacionalista, podemos decir que por fin este año —a 83 años, otro domingo de este pasado agosto, del fusilamiento de Federico García Lorca, cuyo cuerpo sigue hoy desaparecido, “por rojo y por maricón” durante la limpia franquista de Andalucía; en el año del 50 aniversario de Stonewall, con toda la represión legal y policial de la segregación estadounidense y las luchas por los derechos civiles y políticos colectivos—, podemos ver revelada en la pantalla, en esta ocasión dentro del caso sudafricano, la criminalidad supremacista de la ejecución de lo aberrante—como diría Nordling— por parte de los poderes fácticos, con ley y sin ella. Un nuevo ejemplo de la teoría benjaminiana de que “el presente puede ser iluminado en un instante a través de la fuerza fugaz de un pasado olvidado” (u ocultado)…

…En el recorrido del documental se termina desembocando en una verdad aberrante que sale a la luz, y que une a las víctimas que, por diferentes subalternidades, murieron por el virus del sida en el planeta, con todos aquellos millones de gentes del continente africano negro que sufrieron a lo largo de los siglos de conquista, expolio y explotación de sus tierras y sus cuerpos. Y a su vez las pone en relación con todas aquellas que fueron ejecutadas y exterminadas por los diferentes planes genocidas de eliminación sistemática diseñados durante el siglo pasado, a lo largo y ancho del mundo en diferentes temporalidades…

…Unas violaciones de derechos humanos sufridas por los damnificados continentales de, una vez más, el expolio de las materias primas, el imperialismo de las potencias modernas europeas y el centro-periferia más descarnado de la globalización del sistema-mundo capitalista. Es decir, de nuevo, los africanos migrantes que ahora mueren en el Mediterráneo…

…Reunidas con tensiones en la Francia de Macron, a finales del mismo pasado agosto, en el G7 (aún sin el G8 reconfigurado), y con Pedro Sánchez invitado de la mano del francés —como pasó con el avance en la firma del criminal y legal tratado de libre comercio Mercosur-UE a finales del mes pasado—, las clases dirigentes ejecutivas que firman los acuerdos trasnacionales a favor de las clases empresarias y los capitales trasnacionales de sus respectivas clases propietarias de dicho capital, siguen aplicando tanto la soberanía como esas leyes trasnacionales en el mercado global, en función de la misma dinámica de intereses contra el planeta y sus mayorías…

…Según el cual, los progresistas son los neoliberales de las tasas de beneficio globales, que parecieran oponerse a los soberanistas, los cuales terminarían siendo los racistas neofascistas. Y esta lectura se generaliza con y pese al ejemplo paradigmático del cinismo de poder propagandísticamente biempensante, hasta que con los intereses hemos topado, del gobierno de Pedro Sánchez. Casi nada.

Porque en los retales de los imaginarios de aculturación del “mundo blanco”, como cantara el argentino Indio Solari en el rock de los 90: mientras “se amasan las fortunas y se cargan los bolsillos” —de la mano de la acumulación por desposesión y la hegemonía de la razón neoliberal—, “me cavan el cerebro a mordiscos, bebiendo el jugo de mi corazón y me cuentan cuentos al ir a dormir”. Lo hacen, los unos y los otros, dependiendo del mensaje que interpele más al yo egoico de cada fragmento del público consumidor, en función de la relación existente entre su identidad y sus condiciones materiales presentes, proyectadas al futuro. En un espejo seguimos cantándonos ‘Yo caníbal’: “mirá qué tipo espeso, sumiso como un guiso más”.

 

https://www.elsaltodiario.com/mapas/sobre-obediencia-debida-ordenes-aberrantes-impunidades-o-soberanias-#

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: