El muro (1975)

… Nos encontramos con la genial visión de otro muro, el de la película del escritor, actor, director, y gran revolucionario turco Yilmaz Guney, perseguido y encarcelado. Película que trata de las condiciones infrahumanas en las cárceles de niños en Turquía (si, en Turquía hay cárceles de niños, en Israel para niños palestinos). Historia dura como la realidad sobre la que el propio director declara: “Para mí el cine es arte y lucha; es un arma para pelear contra la oscuridad, contra la represión y contra los múltiples muros que rodean al hombre y a los pueblos”…

… Entre 1965 y 1975 se decretó en el Estado español ‘El Gran Muro’ (de la vergüenza). Seis sanguinarios estados de excepción y más de medio centenar de personas asesinadas en acciones represivo-policiales. En enero de 1975, fueron detenidas por motivos políticos doscientas personas en un mes; terror implantado desde 1936. Durante el último estado de excepción en verano del mismo año las detenciones se multiplicaron. El ministro de información León Herrera, dictó a la prensa unas normas de comportamiento fascistas, que implican la prohibición de criticar al Jefe del Estado, Príncipe Juan Carlos y Presidente del gobierno. Los diferentes cuerpos de policía recibieron carta blanca para seguir asesinando. En Bilbo, ciento cuarenta personas fueron encerradas en la plaza de toros por no haber sitio en las comisarías.

El 27 de septiembre de 1975 fue una causa revolucionaria de gran apoyo internacional. Se trataba de arrancar la vida a varios de nuestros camaradas del PCE(ml) y del FRAP, finalmente “solo” quedaron en tres las penas de muerte y dos más de compañeros de la organización independentista revolucionaria ETA. Los consejos de guerra y condenas tuvieron un impacto tan explosivo que rebasó todas las fronteras sobre el mundo impuestas: llamadas de embajadores, rotura de relaciones… ¿Cómo explicar un acontecimiento que tuvo un estallido internacional político como jamás se había visto? Nos encontramos sin dormir…

… Los consejos de guerra abrieron las puertas a una contundente reacción internacional contra la dictadura a excepción de EEUU…

… El agua corría libre sobre los ríos al salto del militante. “La autoridad” levantó muros sobre muros -de prohibiciones- cambiando el curso natural de sus aguas allá donde los pueblos naturales recorrían sus cauces entre montañas y llanuras. La Transición fue lapidando cauces y caminos. Y el muro se impone como punto final en algún punto del recorrido a forma de frontera contra la revolución que se avecina. Acabaron con la lucha. Acabaron con la libertad de moverte libre por la tierra que te “otorgó” la propia extrema clandestinidad. Hubo otros muros que se utilizaron para fusilar al pueblo y enterrarlo en cal viva en fosas comunes. Luego están las murallas, que son algo así como un muro largo que a veces se cierra en círculo. Se construían para proteger ciudades o territorios “del enemigo” cuando las guerras eran a lanzas, espadas y flechazos; cuando llegaron los cañonazos la cosa se puso fea, la muralla caía abatida. Cuando derribaron el muro de Berlín, mucha gente se alegró y dijo: ¡POR FIN EL MURO DE LA VERGÜENZA HA CAÍDO! (Lo que los berlineses del Este no sabían es que estaban abriendo la muralla al capitalismo atroz, ferozmente insaciable, a la pobreza social y emigración, a deambular la impotencia por el mundo, a la degradación social y prostitución, al fascismo imperial y sable del coronel; tiraron uno, y siguieron construyendo otros).

El muro marroquí contra el pueblo Saharagui, conjunto de ocho muros “defensivos” de una longitud superior a los 2.720 km. construidos ilegalmente por Marruecos, en el Sahara Occidental. Es una zona militar con búnkeres, vallas y campos de minas, construida con el fin de proteger el territorio ocupado “de las incursiones del Frente Polisario” y evitar la vuelta de los refugiados saharauis al territorio. La construcción se inspiró de la Línea Bar Lev, construida por Israel a lo largo del canal de Suez. El muro fue construido por el ejército marroquí con la ayuda de sionistas expertos y la asistencia financiera por el ‘Reino de Arabia Saudita’. Hablando de sionistas, el muro de Cisjordania fue construido para robar territorio a los palestinos y proteger a los colonos invasores, los muros y barreras instadas en Jerusalén para hacerles la vida imposible a trabajadores y estudiantes y los muros sionistas que encierran a miles de niñ@s, y juventud revolucionaria por la libertad de su país para aniquilar la dignidad de un pueblo que nuca dejó de luchar y sufrir.

Allá donde se juntan (sin tocarse) el gringo con los mexicanos el mequetrefe asesino de Trump decide ampliar una muralla en la frontera. Muro que ya había iniciado el falso e intencionadamente llamado progresista, Clinton, allá por el 1994…

… Para los antifascistas del Estado español los muros de los cementerios y mazmorras de prisión son sinónimo de muerte, de miles de hombres y mujeres incrustadxs en sus paredes. Ríos de sangre. Si los muros hablaran dirían mucho de esos asesinos que miraban con odio mientras disparaban ráfagas de balas contra lo mejor de los pueblos y culturas del Estado. Los muros también han sido utilizados como murales; espacio de denuncia reivindicativo de izquierda durante el franquismo y el pos-franquismo patente e insaciable aún en nuestros días… Hay otras murallas y muros, no solo los que nos imponen por la fuerza; están los que nos ‘permitimos’ nosotros mismos aparentemente invisibles pero que están ahí presentes en momentos cruciales de nuestras vidas, cumplen la misma función represiva, impedir el avance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: