Perú: La calle 2: después de la victoria

Vuelvo sobre mi artículo anterior La calle: por ahí pasan la esperanza y el futuro. Con cinco días de marchas en las calles de Lima y de las principales ciudades del país, los jóvenes de todos los colores (muchachas en primera línea, en Miraflores, Puente de Piedra, San Juan de Miraflores, etc) enviaron al gobierno de Manuel Merino, sus ministros y demás golpistas, a un rincón de la historia de donde les será muy difícil volver; la misma gran ola ha puesto en la casa de Pizarro a Francisco Sagasti como un tercer presidente interino para completar el mandato de Pedro Pablo Kuczynski que concluye el 28 de julio de 2020, luego de Martín Vizcarra y Manuel Merino. El balance no puede ser más lamentable: una democracia en estado casi terminal, con cuatro presidentes en cinco años; una represión policial brutal que quitó la vida a Inti Sotelo y Brian Pintado, dos estudiantes fallecidos y más de 200 heridos, tres de ellos aún graves…

… hacer un gran esfuerzo para evitar nuevos casos de corrupción en el manejo de los fondos públicos. Siguen siendo congresistas los golpistas que echaron a Merino y eligieron a Sagasti, no hay cómo echarlos, por el momento. Derrotados, tratarán de adecuarse a los nuevos tiempos con el oportunismo que llevan como sello de fábrica y no dejarán de sacar las garras cuando surja una primera oportunidad…

… Lo primero que es posible decir es que pasarán muy rápidamente al olvido las viejas tesis que a lo largo del último siglo de la República fueron elaboradas para para hacer creer que las manifestaciones en las calles obedecen siempre a fuerzas comunistas, terroristas, senderistas y movadefistas, que serían las que manipulan a los jóvenes políticamente ‘incautos e ingenuos’. Ocurre simplemente que los jóvenes saben lo que quieren, ya no se informan por los periódicos, la radio y la televisión, sino a través de sus redes, gracias a la magia de los celulares, de modo directo y sin intermediarios. Por ese camino, escapan a la capacidad de control de todas las fuerzas de represión que suele utilizar el Estado. Se trata de un nuevo espacio de libertad, cuyo potencial es por el momento principalmente desconocido. No se ve por ninguna parte lo que se conoce como un proyecto político, porque parece que no lo necesitan…

… La juventud es por definición y principio diversa, heterogénea y para que logre una movilización extraordinaria de millones de personas simultáneamente en varias ciudades sólo haría falta algunas motivaciones y deseos muy precisos: “Fuera Merino”. Nada más, ni nada menos. Con variantes pequeñas del mismo deseo: “Merino no nos representa”, “Los congresistas no nos representan”. Ya ni mencionan a los partidos tales o cuales porque ante sus ojos casi todos se parecen. De ese juicio durísimo se salva el Partido Morado por su consecuencia en su decisión de no aceptar vacancia alguna; podría ser que también se salve Verónika Mendoza. Todo el resto, incluido el Frente Amplio, estaría ya fuera de la historia tal como ellos la perciben…

… No hay por el momento ninguna otra de la misma envergadura, pero apunta en el horizonte una que expresa una firme oposición al Tribunal Constitucional, por su rechazo a reconocer el matrimonio mexicano de Oscar Ugarteche y Fidel Aroche –mis amigos– y por lavarse las manos y no decir una palabra para salir de los problemas producidos por el artículo de la Constitución que menciona la incapacidad moral permanente como causa de la vacancia presidencial. Parece que están dispuestos también a acabar con la inmunidad parlamentaria porque ya es plenamente visible que esta inmunidad es buscada por los corruptos para protegerse. Son un ejemplo perfecto los nuevos hacendados dueños de universidades. También figura en su agenda la necesidad de un referéndum para una nueva constitución que tendría incluso el nombre de “Constitución del Bicentenario”. Lo cierto es que las convocatorias a nuevas marchas están en el orden del día, las zapatillas están preparadas para las largas marchas que vendrán, y también los chicos y chicas tratan de conseguir los implementos necesarios para sufrir menos con los gases lacrimógenos y los golpes de la Policía…

… No hay un comité central, ni un buró político, ni un comando de campaña tal o cual, que dirija estas grandes movilizaciones; lo que hay son centenares y millares de pequeños grupos de coordinación a través de redes en Whatsapp, Instagram y Twitter, bandas de K-pop, etc…

… No hay que tocar la Constitución, proclama la Confiep y sus socios de las grandes empresas multinacionales. No es momento para discutir la necesidad de una nueva Constitución, acaba de declarar el presidente Sagasti, quien agregó que el próximo gobierno debe asumir esa responsabilidad. Entre tanto, es probable que el reclamo de una nueva Constitución se multiplique en las próximas marchas…

… No es nuevo este reclamo: está planteado desde hace algún tiempo, sobre todo en predios de la izquierda y sus campañas electorales con dos características precisas: sin marcha significativa alguna en las calles para exigirla, y sin propuestas concretas para definir lo que sería la nueva Constitución…

… Para Perú, el caso de la Constitución boliviana vigente es particularmente más importante que la batalla chilena en marcha para lograr su futura nueva Constitución…

… También Ecuador logró una nueva Constitución, reconociendo el carácter plurinacional de su Estado. Llegará el momento, no sabemos cuándo, para que los peruanos nos veamos en el espejo de nuestra propia historia, y decidamos parecernos a nosotros mismos y no seguir repitiendo una mala copia de un Estado nación, un Estado uninacional, europeo, fruto de la Ilustración. Las grandes marchas de noviembre anuncian nuevos vientos; lo importante será sumarse para ir en la misma dirección. Hay sin duda, mucho pan por rebanar porque el debate está comenzando y será largo, muy largo…

… No seá fácil conseuir que se juzgue y castigue a los culpables del asesinato de Inti y Brian, así como desactivar la sociedad de ternas dentro de la guardia civil…

https://navegarrioarriba.lamula.pe/2020/11/21/la-calle-2-despues-de-la-victoria/rodrigomontoyar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: