Declaración: POR CUBA Y SU CULTURA

«Los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen
José Martí

Mujeres y hombres de diferentes países, hemos visto que en los últimos meses, el hermano pueblo de Cuba y su gobierno han vuelto a ser víctimas de desinformación, calumnias y provocaciones en relación con la cultura y sus instituciones, y que, gracias a los oligopolios de la comunicación y a las redes sociales al servicio de los propósitos injerencistas de los Estados Unidos en la Patria de Martí, difamaron señalando que hubo operativos policiales, falta de expresión y represión por parte de las autoridades cubanas contra algunos “artistas”; de todo eso nunca mostraron una sola prueba. La primera provocación se dio el 27 de noviembre de 2020, a pocas semanas de haberse confirmado la derrota electoral de Donald Trump, y la segunda, fue el 27 de enero de 2021, pocos días después que Joe Biden asumiera la presidencia de los Estados Unidos; los dos casos se constituyeron en shows mediáticos, planificados y organizados por la industria terrorista contrarrevolucionaria radicada en los Estados Unidos, que utilizaron a personas de dudosa formación artística, ajenas a la cultura con el objetivo de atizar su propaganda pérfida y subversiva contra la revolución.

Convenimos que, en más de sesenta años de revolución, las autoridades e instituciones cubanas vinculadas con la cultura, se han caracterizado siempre por defender y promover el diálogo educado, el pensamiento y la crítica constructiva, la atención a las demandas sociales, las garantías a la libertad de expresión y movilización, y el respeto a la pluralidad y diversidad de criterios; por lo que, es inaceptable que se quiera utilizar el arte como “caballo de Troya” para propósitos que nada tienen que ver con la cultura.

Consideramos que en esas provocaciones están presentes los intereses de quienes siempre han querido hacer de Cuba una colonia yanqui. Creemos que no se puede dialogar con personas que no buscan construir puentes y abrir puertas de entendimiento, sino crear descontento en la gente y empujar a la población a escenas de enfrentamiento, para que haya sangre, heridos y muertos, y utilizar eso como arma de publicidad.

Vemos que la estrategia de los enemigos de Cuba es fabricar las condiciones propicias para una intervención militar, acción que ha sido solicitada por los autodenominados artistas independientes.

Ante hechos como estos cuyo propósito real es llevar a cabo un “golpe blando” para derrocar la Revolución, los abajo firmantes expresan su solidaridad y apoyo al pueblo cubano, su legítimo gobierno y sus instituciones culturales que a lo largo de más de seis décadas han hecho realidad el apotegma martiano de «Ser culto es la única forma de ser libres.»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: